Trabajo practico N10 "Memorias de la lectura"

Desde muy chico me atrajo la lectura, leía todo tipo cosas, revistas, guías telefónicas, diarios todo me gustaba leer.

  Recuerdo que a la edad de siete u ocho años mi abuela trabajaba de empleada doméstica y en una de las casas donde ella estaba la patrona tenía historietas de Paturuzu e Isidoro Cañones, aquella primera vez ella me trajo dos, una de cada una. Pasaba todas las tardes leyendolas, las terminaba y pasaban uno o dos días, volvía a leerlas y aun así me divertía.

  Me entusiasmaron tanto que empecé a hacerle mandados a los vecinos, que recuerdo que me daban algo de dos o cinco pesos de propina y yo iba hasta un kiosco de revistas cerca de casa y compraba las que me alcanzaban, creo que valían algo de cuatro pesos. Llegué a tener algo de diez o doce historietas, las cuales obvio ya había leído una y otra vez.

  Hoy en día, con el paso del tiempo dejé y lo cual me arrepiento, el hábito de leer por placer por así decirlo, cosa que al emprender esta carrera deseo despertar esa pasión que se que aún tengo por la lectura.

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS
Cerrar